Conmovedora foto de un nene sanjuanino tapando los oídos a su amigo con autismo: la historia

La historia de amistad la protagonizan Jerónimo, quien ayudó a su compañero, Camilo, a sobrellevar el estimulo del ruido. La imagen fue tomada en el Colegio Don Bosco y se viralizó.

Camilo Luna y Jerónimo Arbanas Espinoza son dos compañeritos del Colegio Don Bosco, ubicado en Hipolito Irigoyen y Rawson, en Capital. Ambos protagonizaron un conmovedor momento en plenas clases y no tardó en viralizarse.

Jerónimo ayudó a Camilo, que padece de autismo y asperger,  a sobrellevar el estímulo del ruido. La fotografía fue publicada por la mamá del segundo pequeño, con un emotivo mensaje.

«No quiero dejar de compartir este gesto, simplemente porque considero que de esto se trata estar vivos», sostuvo la mamá de Camilo, Natacha Coria. «Este pequeño (Jerónimo) que ayuda a mi Camilo a sobrellevar el #estimulo del ruido durante la hora de clase; no tuvo prejuicio ni espera en accionar en favor, no crítica ni se desentiende de la necesidad del que tiene a su lado», contó agradecida.

«Sencillamente y con un gesto puro, ha colaborado para que su compañero pueda #escribir sin sentirse tan agobiado. Me pregunto, como no aprender de estos niños??? Diganme como???», agregó en su posteo que no tardó en viralizarse por las redes.

«Aquí está el verdadero valor de la vida sin duda, acompañarnos, acompasarnos, ponernos en el lugar del otro #construyendo puentes para que todos podamos ser parte…
Repliquemos, compartamos, ayudemooos, seamos mejores humanos cada día», exclamó.

Al respecto, el papá de Camilo, Fabio Luna, dialogó con colegas de «Demasiad Información» y contó la situación de su pequeño hijo. «Es una condición de autismo y el Asperger lo diagnosticaron en diciembre», detalló. En ese marco, agregó que Camilo es sensible a los ruidos y los cambios, «pero siempre hay ángeles que se nos ponen en el camino», expresó agradecido.

También habló la mamá del héroe de esta historia, Jerónimo. Se trata de Gabriela Espinosa, quien describió a su hijo como muy abierto y compañero. «No me sorprendió la noticia», sostuvo.

«Cuando le pregunté, me dijo ‘los nenes hacen mucho ruido y él necesita concentrarse para hacer la tarea y por eso le tapo los oídos’», contó Gabriela.


FUENTE: Diario Movil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.